Periódicos Locales

06 de Mayo

Fuente: http://www.prensa.com/opinion/elegir-buenos-amigos_0_4690031129.html

Entender la importancia de la amistad es una muestra de sabiduría. Es posible que tengas muchos tipos de amigos, como los que viven en tu barrio, los del colegio o aquellos con los que realizas actividades extraescolares. También, puede ocurrir que la amistad empiece como algo casual, cuando dos personas se sientan juntas y hablan. Un día vuelve a pasar lo mismo y se proponen algún objetivo, luego se convierten en buenos amigos que influyen, positivamente, el uno sobre el otro.

Los mejores son aquellos con los que puedes avanzar hacia un mismo objetivo. No podemos elegir a la familia, pero a nuestros amigos sí. Y se trata de una elección importante. Muchas veces oigo: “Me gusta ir al colegio por los amigos que tengo allí”. Otros se quejan: “Tengo amigos, pero no tengo la suficiente confianza con nadie para hablar abiertamente”.

Has nacido en este gran universo, en el minúsculo planeta Tierra y en la misma época que la gente que te rodea. Pero cuesta mucho encontrar, entre los miles de millones de habitantes del planeta, a gente incondicional con la que puedas mostrarte tal como eres, que entiendan tus pensamientos, y sentimientos hasta sin palabras.

Entre tus compañeros de colegio, estoy seguro de que la mayoría tienen, al menos, uno o dos a los que consideran incondicionales: consérvenlos como oro en polvo. Pero si crees que en este momento no tienes a nadie de total confianza, no te preocupes. Piensa que conocerás a seres maravillosos en el futuro.

Concentra tus energías, ahora, en convertirte en una persona considerada, que no habla mal de los demás y que no incumple su palabra.

En todo caso, es importante entender que la amistad depende de ti, no de el otro. Todo se centra en tu actitud, y en lo que estés dispuesto a aportar a la relación. Espero que no seas de los que están disponibles solo para lo bueno, o de los que ayudan a los demás únicamente cuando les va bien, pero dejándoles en la estacada cuando surgen problemas. En cambio, debes esforzarte por ser aquel que no abandona a los amigos en ningún momento.

Con lo que hagas hoy, puedes preparar tu vida para las grandes amistades. Hay cosas que puedes hacer para convertirte en esa clase de gran amigo que te gustaría tener. Por ejemplo, cuando te des cuenta de que alguien está preocupado por algo, dedícale una palabra amable. Trata los problemas de los demás como si fueran los tuyos propios y trata de ayudar. Es importante tomar este tipo de resoluciones firmes.

Y si alguien te defrauda, prométete que nunca le harás lo mismo a nadie. Cuando hagas una promesa, mantenla siempre, pase lo que pase. Si haces un esfuerzo por ser ese tipo de persona, pronto te encontrarás rodeado de buenos amigos.