Periódicos Locales

06 de Mayo

Fuente: http://laestrella.com.pa/opinion/columnistas/mantener-amigos/23986231

Me gusta tener amigos. ¿Cómo puedo mantener esa amistad? Aunque preferiríamos que nuestras amistades se mantuvieran siempre, creo que es mejor que hagamos nuestros esfuerzos en mejorar la calidad de estas relaciones. Para ello, podemos clasificar las amistades en tres grupos según su grado.

El primer nivel lo forman aquellas personas que tratan con otras durante sus actividades diarias y tratan de divertirse juntos. Estas amistades se basan solo en pasarla bien.

El segundo nivel de amistad es un poco más profundo. Estos amigos tienen metas claras; saben exactamente qué clase de persona quieren llegar a ser, cómo desean construir su futuro y contribuir con la humanidad. Se alientan mutuamente, a medida que se esfuerzan para realizar sus propios sueños y llegar a ser útiles en la sociedad. Esta es una amistad basada en el aliento mutuo.

He oído a muchos estudiantes de secundaria hablar de este tipo de amistad: ‘Hemos trabajado juntos y hemos creado una presentación increíble para la feria de la ciencia', ‘Estudiamos juntos para cada examen', ‘Estamos en el equipo de natación, nos hemos desafiado a nadar seis millas ¡y lo logramos! No lo olvidaré nunca'.

Muchísimos estudiantes han reconocido que no están solos, y el saberlo les ha dado la fuerza necesaria para superar retos difíciles. Han conseguido apreciar las palabras de aliento y ayuda mutuas.

El tercer nivel de amistad es el vínculo de compañeros que comparten los mismos ideales, que dedican sus vidas a una causa común. Muchas personas, que han concretado logros impresionantes en la historia, han cultivado esa clase de amistad, que requiere de una confianza absoluta. Los verdaderos compañeros jamás se traicionan ni siquiera ante una amenaza de muerte. Tampoco se traicionan a sí mismos ni a sus amigos y nunca renuncian a sus ideales.

Espero que disfrutes del tiempo que pasas con tus compañeros sin preocuparte por cuánto durará tu amistad.

Las amistades profundas son pocas. El cultivarlas es como cuidar un árbol fuerte: requiere un procedimiento muy distinto de cuidar arbustos.

Si eres sincero en tus relaciones con los demás, algún día te verás rodeado de buenos amigos.

Y entre estas personas, tus amistades serán tan fuertes e inquebrantables como árboles altísimos. No seas impaciente.

Primero trata de desarrollarte tú mismo, y puedes estar seguro de que el futuro te deparará infinitos encuentros maravillosos.

PRESIDENTE DE LA SOKA GAKKAI INTERNACIONAL.