Budismo Básico

El Gohonzon es el objeto de devoción del budismo de Nichiren. Nichiren arribó a la conclusión de que Nam-myoho-renge-kyo es la ley universal que rige la vida, y representó esta comprensión en un mandala que llamó Gohonzon. En japonés, go es un prefijo honorífico y honzon significa “objeto de respeto fundamental”.

El Gohonzon está inscrito en un rollo de pergamino en letras chinas y sánscritas, que simbolizan el estado de vida de la Budeidad inherente a todas las personas. Por ello, el Gohonzon no representa algo ajeno a la vida propia de cada individuo; más bien, corporeiza  la vida de todos los seres humanos y su potencial.

Los miembros de la SGI oran al Gohonzon que colocan en un altar en sus hogares. La oración constituye un acto impregnado del deseo de lograr la máxima condición de vida de la Budeidad. Los beneficios de la entonación del Nam-myoho-renge-kyo se manifiestan aunque no se pueda orar cerca del Gohonzon o verlo, debido a que un elemento esencial para extraer la Budeidad es la fe firme y la sólida convicción en el budismo de Nichiren. La oración determinada brinda la esperanza, el coraje y la sabiduría para salir adelante en la vida, y lograr vidas significativas y felices.